Ez dago itzulpenik.

Al principio todo son buenos propósitos. Los alumnos se matriculan entusiastas en gran número de asignaturas. Al principio se es ambicioso y poco realista. Pero a las dos semanas la realidad se impone, faltan horas y sobran asignaturas.

El abandono es el gran problema de la enseñanza online. Terminar un curso con el 10% de los que se matricularon se considera un éxito. Las razones: el optimismo y la falta de planificación.

Veamos algunas recomendaciones para terminar un curso a distancia:

Pruebe el curso. Una vez matriculado estudie los materiales que se le presentan en la plataforma Moodle y vea su nivel en relación a ellos. No subestime el nivel de la asignatura. Tal vez necesite un empujón inicial como forma de actualizar sus conocimientos.

Escoja el número de asignaturas que realmente pueda hacer. No se imagine que estará cuatro horas delante del ordenador si no tiene costumbre o si lo utiliza para otros menesteres. Y tenga muy claro del porqué del esfuerzo a realizar. Póngaselo fácil al principio porque la cuesta arriba la tiene garantizada. Se trata de que cuando lleguen los momentos difíciles tenga suficiente fuerza para seguir adelante y sobre todo para no desanimarse con los resultados.

Haga los deberes. Los profesores le asignarán tareas que se van a valorar. Hágalas. Siga el ritmo y vaya a la par que el resto de la clase. Lo podrá comprobar por la marcha de la asignatura que le será comunicada por el profesor.

Organice un horario de estudio y sígalo a rajatabla. ¿Cuántas horas libres dispone realmente a la semana? Debe dejar un tiempo para el estudio como si fuera un curso presencial. Debe intentar mantenerse en contacto con las personas con las que comparte el curso. Son los participantes de Moodle. Para ello puede acudir a las tutorías colectivas, acordar una reunión personal con el profesor o usar el correo y el chat con el profesor y el resto de los compañeros.

Distribuya el tiempo dedicado al estudio y recuerde, mejor un poco cada día. Esta regla que es importante en educación presencial es básica en la formación a distancia. No espere al fin de semana. La tasa de abandono entre los alumnos de finde es mucho mayor que la de los constantes (Universidad de Pennsylvania).

Y sobre todo: dese un tiempo antes de abandonar el curso y consulte con los profesores o loscompañeros antes de hacerlo.

Se necesitan 30 días para conseguir cambiar las costumbres.

No tome decisiones precipitadas. Si termina el curso seguro que no se arrepentirá.

Iturria: (© http://economia.elpais.com/economia/2014/09/15/actualidad/1410785274_580538.htm)